chistazo.com

– Cariño, ¿echamos otro?
– Vale.
– Martínez… ¡despedido!