chistazo.com

En un funeral:
– Lo siento.
– No, déjalo ahí acostado.